Programa de Gobierno

Como principal eje del accionar como Gobernadora Regional, se encuentra la reactivación económica. En esta línea hemos definido lineamientos generales que nos permitirán orientar los esfuerzos profesionales, económicos y técnicos en miras a cumplir el objetivo central, contemplando la participación de la ciudadanía como parte esencial del proceso de reactivación.

Al conocer todas las características y potencialidades de la región de Coquimbo; su capital humano, su riqueza patrimonial, cultural y natural, nos permite visualizar a la región como un polo económico altamente atractivo. Para lograr este objetivo, es necesario potenciar el comercio marítimo nacional e internacional. En esta línea y producto de esta conectividad estratégica, proponemos la creación de “centros tecnológicos”, los cuales se orienten a seguir potenciando el circuito astronómico ampliamente desarrollado los últimos 60 años, incluyendo nuevas disciplinas de las ciencias y tecnología.

A su vez, la amplia oferta académica en la región producto de la inversión realizada tanto por privados como organismos públicos, gestionada en gran parte por los trabajos realizados en la década del 90, permitirán aportar capital humano altamente capacitado para nuestras necesidades regionales, potenciando de esta forma la inclusión laboral de nuestros jóvenes técnicos y profesionales formados en la región de Coquimbo.

Este proceso de crecimiento requiere seguir resolviendo problemas de conectividad vial y abastecimiento eléctrico de los sectores rurales; creemos que es altamente necesario favorecer la factibilidad de conexiones de internet en todo el territorio, lo cual nos permitirá reducir la brecha digital propia del distanciamiento y la complejidad tecnológica, falencia ampliamente evidenciada por la pandemia mundial COVID 19.

La mejora en la conectividad previamente descrita, permitirá a su vez el desarrollo de nuevos emprendimientos y negocios, a partir de digitalización de sus sistemas de ventas, potenciando con el comercio electrónico sus productos y servicios. En la misma línea, el desarrollo de la cultura es y será eje esencial de la gestión como Gobernadora Regional, impulsando a los gestores culturales, agrupaciones, colectivos y artistas regionales los cuales deben tener un rol fundamental en el crecimiento armónico de nuestra región, donde nuestra identidad debe ser el elemento diferenciador y característico de nuestra economía regional, la cual a su vez debe propender la inclusión de aspectos culturales en los desarrollos de sus productos y servicios. Es altamente necesario cuidar lo nuestro, es por esto que desarrollaremos un plan que potencie y cuide la denominación de origen de nuestros productos regionales, cuidando con el celo que corresponde nuestros intereses.

Históricamente nuestra Región de Coquimbo, ha mantenido un desarrollo de proyectos pesqueros y mineros de gran mediana y pequeña escala, siendo estos últimos los que mas necesitan de apoyo técnicos y tecnológicos, en aspectos relacionados a la seguridad de sus procesos productivos. Es por esto que se requiere adicionalmente de un desarrollo armónico con el entorno y las normas medio ambientales, cuidado de la flora, fauna y patrimonio cultural.

Como eje central para todas las actividades productivas de la región, se encuentra el turismo, el cual ha sido desde hace años el elemento diferenciador característico de la región de Coquimbo y motor productivo esencial del quehacer regional, generando empleabilidad y desarrollo. Es por esto qué desarrollaremos proyectos para re impulsar el crecimiento de este alicaído sector propiciando adicionalmente la inclusividad y facilidad de acceso en los proyectos e iniciativas.

El sector agropecuario es otro de los polos productivos característicos de la región de Coquimbo, su fomento y apoyo es y será un sello de nuestra administración. Se construirán embalses y obras para asegurar el abastecimiento de la labor productiva, clave en el abastecimiento de la región y comercio sectorial.

Siguiendo la tendencia mundial, los procesos de reciclaje y re utilización propios de las economías circulares, será prioridad en la administración; su difusión, implementación e inclusión en los distintos niveles y procesos productivos, además del uso de energías limpias en las distintas instancias, nos permitirá enfrentar el futuro sustentable con armonía y sincronía con los nuevos tiempos.

Estos nuevos tiempos, no pueden erigirse sin el aporte que nuestros adultos mayores han realizado en nuestra querida región de Coquimbo, es por esto que no olvidaremos crear espacios que permitan su inclusión y cuidado, entendiendo que su aporte sabio no es un mero aditivo, sino mas bien la sustancia que nos permite entender de donde venimos y hacia donde queremos llegar.

Por ultimo, todos los proyectos requieren para su ejecución un ambiente de seguridad para su ejecución, es por esto que tenemos como premisa para la gestión el resguardo de la seguridad tanto de los habitantes de la región como también de sus proyectos y obras que no tienen otro objetivo que el del crecimiento de nuestra región de Coquimbo.